El Estado, Una estafadora comunidad de vecinos.

Hace poco y por turno rotatorio, me toco ser presidente de la comunidad e vecinos en la que vivo, ese pequeño mundo en el que todos vivimos.

Revise los estados de cuentas y los gastos a que se enfrentaba mi comunidad, según el detalle que el administrador que elegimos por mayoría me facilito para mi análisis y aprobación. Y entonces me vino a la mente redactar este post, y las similitudes que este pequeño universo tiene con el estado que administra una nación.

En una comunidad de vecinos elegimos un administrador de entre varios, quienes presentan presupuestos por gestionar y administrar nuestros gastos comunes (Los partidos politicos). De entre todos ellos elegimos casi por mayoria quien nos ofrece un presuesto economico (programa politico) por ocuparse de gestionar lo que son denominados gastos comunes (educacion, sanidad, defensa, asuntos exteriores, etc..los que queramos), y que todos pagaremos en forma de cuotas mensuales o trimestrales (impuestos). En mi comunidad, si además domiciliamos el pago de dichas cuotas, el administrador nos hace un descuento. En ningún caso el administrador podrá saber ni mi estado económico ni mis actividades personales o procesionales.

Hasta aquí todo bien. Es un modelo justo y claro, económico y eficiente. El problema reside en las derramas al presupuesto aprobado, entendiendo que en efecto de cuando en cuando surgen gastos extraordinarios  que han de ser atendidos. Se piden pues presupuestos de la materia a arreglar, y se aprueban los que interesen mas, con la consiguiente cuota extraordinaria a pagar por los comuneros o vecinos. Y punto.

Si un administrador decide unilateralmente, y en connivencia con el presidente, encargar gastos extraordinarios, sean o no necesarios, tiene poder y potestad para hacerlo, pero pueden verse enfrentados en la primera junta de propietarios, no solo que se analice la conveniencia o no de dicha decision, sino sus costos, intereses espureos de haberlos y si además han puesto el cazo, una segura demanda, juicio y responsabilidad penal.

En España la cosa funciona de modo bien diferente:

El administrador del estado, los políticos, nos ofrecen un programa de gastos que NUNCA SE CUMPLE. Pero además es que EXIGEN conocer el estado de mis finanzas personales, de TODAS, y de intentar yo ocultar algunas, me castigan y me IMPONEN multas. Autorizan derramas pocas veces justificadas, casi siempre abultadas, generalmente intervenidas por comisionistas, subcontratistas y amiguetes o familiares, EXIGEN ademas coche oficial, proteccion personal, telefono movil, Ipad, avion privado, descuentos, admiten regalos, tienen jubilacion, plan de pensiones, honores de estado y hasta condecoraciones.

Todo por un servicio que POCAS VECES es el prometido en el programa, y cuando no generalmente dejando la comunidad de vecinos, totalmente arruinada, endeudada y semi abandonada y en mal estado de conservación.

A que esperamos para poner a los políticos en su sitio?

son funcionarios.

NUESTROS funcionarios. Ya esta bien.!!

427418_334577083241139_224620194236829_1067716_1750858927_n

,

Deja un comentario