Un programa político que yo defendería.

 1.- Fortalecimiento de la unidad y soberanía nacionales: a) reconducción de las autonomías, limitando con claridad sus competencias y centralizando la enseñanza, la sanidad y la justicia.  b) Ilegalización de las terminales políticas de la ETA o de cualquier grupo político y atención particular al terrorismo y penetración islámica. c) Recuperación de soberanía ilegalmente cedida a la UE, con estudio de una posible salida del euro.  d) Supeditación de la permanencia en la  OTAN a la devolución de Gibraltar y protección de Ceuta y Melilla. e) Atención especial a la relación con Hispanoamérica, Usa y el Magreb

2.- Fortalecimiento de la democracia: a) Reforma de la ley electoral de forma que se cumpla la exigencia de “un hombre, un voto”. b) Autonomía  del poder judicial alejándolo del control de los partidos. c) Elección directa del jefe de gobierno en votación nacional.  d) Penas severas para los delitos de corrupción. e) Derogación de la ley de memoria histórica.

3.- Fortalecimiento de la familia: a) Prohibición del aborto salvo en casos extremos. b) Derogación del matrimonio homosexual (sustituyéndolo por ley de parejas de hecho).  c)   Política activa contra la expansión de la droga y el alcoholismo y a favor de una mejor salud social. d) Promoción de una mayor natalidad para evitar el invierno demográfico.

4.- Fortalecimiento económico: a) Rebaja progresiva de impuestos.  b) Atención especial a  una enseñanza dirigida al conocimiento.  c) Promoción de la investigación científica y técnica y su relación con las empresas.  d) Promoción del espíritu empresarial y de las relaciones comerciales no solo con la UE sino con Hispanoamérica y el resto del mundo.

Estos puntos no pueden aplicarse de modo automático, por medidas administrativas, sino que requieren amplias y tenaces campañas de explicación en una sociedad donde  muchas derivas desdichadas se han convertido en tópicos mal entendidos, pero creídos por muchas personas. Así, casi nadie percibe hoy por hoy que el peligro de disolución de España en una Unión Europea –confundida con “Europa”–  no es menor que el de la balcanización del país, con el que incluso podría combinarse. O bien: la salida del euro, donde entramos con una serie de engaños casi delictivos (nos “garantizaba” una prosperidad segura y sostenida) no puede decidirse sin un estudio serio sobre sus posibles consecuencias, ya que una vez en la trampa sería  difícil y costoso salir de ella. También es importante que el público conozca lo que es la UE, sus orígenes y la manera que ha evolucionado hasta estar dominada por una burocracia  cada vez menos democrática y menos respetuosa con las culturas nacionales.

Lo mismo ocurre con casi todos los demás puntos, algunos de los cuales eexigirían estudios concretos que nadie ha hecho (no hay un balance real de las experiencias autonómica, “europea”, en la OTAN, de la enseñanza, etc., sino solo retóricas simplonas). Un partido que se planteara tales cosas debería dotarse de lo que podríamos llamar un “taller de ideas”  (“Think tank”) que las matizara y les diera solidez intelectual. En cuanto a la economía, son hoy tan divergentes los análisis, explicaciones y propuestas de los expertos, que nadie puede afirmar  que tiene una solución precisa, o que cualquier mejora aparente no conducirá a nuevas “burbujas”. Sí puede afirmarse, no obstante, que contar con una población  culta, experta y prepadada, es condición imprescindible para sostener una economía más o menos floreciente. Por otra parte, la enseñanza no debe enfocarse exclusivamente a los resultados económicos, sino aun más a la adquisición o recuperación de una cultura y unos valores actualmente tan en crisis como la economía misma.

Problema aparte es cómo llegar al gran público cuando los grandes medios y partidos son visiblemente contrarios a un programa así, y, como hemos visto en el caso de VOX, pueden asfixiar prácticamente su difusión.  Lo tratré en otro momento.

Pio Moa

rUn programa político que yo defendería. | La Gaceta.

0 comentarios en “Un programa político que yo defendería.

  1. no creo q pudieramos competir fuera del euro y creo q le falta: preguntar a todos los espanoles si queremos cambiar la.constitucion.para q ciertos territorios se pyedan declarar independientes. y ilegaluzar a partidos pronazis y comunistas como pasa en muchos paises demicraticos para salvaguardar la democracia.del totalitarismo.antidemocrata

Deja un comentario