El Exèrcit Catalá.. jeje

1.-Un Ejército para Cataluña.
Una de las noticias con las que van a amenizarnos los políticos de esta tierra catalana es la que nos anuncia el inicio de conversaciones para considerar la posibilidad de crear un ejército para la defensa de la soñada República Catalana dentro de la Unión Europea. Se nos informa de que ERC ya pidió a Morenés un reparto de activos, es decir de material procedente del actual Ejército español, aunque rechazando aquellos que no se encuentren en perfecto estado de utilización.
Estas conversaciones comienzan hoy en el Centro de Estudios para la Paz  J.M. Delás, de Barcelona y con ellas se intenta reflexionar y viabilizar sobre unas fuerzas específicamente catalanas dentro de un futuro estado catalán. El objetivo finales, por supuesto, dar seguridad a sus ciudadanos. O sea, como dice aquel lema de la AGM de Zaragoza: “Si vis pacem para bellum” y que algunos cadetes traducian diciendo : “Si quieres ver a Páez, pasa y velo”.

No deja de ser curioso que ese Centro de Estudios J.M. Delás, lleve el nombre de un antiguo militar perteneciente a la UMD (aquellos “húmedos”), y que entre los asistentes a estas conversaciones esté el Comandante retirado Pitarch, también perteneciente a la UMD, y hermano del Teniente General Pitarch, sustituto del general Mena y nombrado por orden del entonces ministro Bono.

Este interés de los separatistas catalanes viene de comienzos del Siglo pasado, cuando el Teniente Coronel Francesc Maciá intentó crear una fuerza militar para enfrentarse a la Dictadura de Primo deRivera, en 1926 y llegar a la ocupación de Cataluña para terminar proclamando la República Catalana dentro de una inexistente Federación Ibérica, el 14 de abril de 1931.
Aquella operación se conoce como el golpe fracasado de Prats de Molló, llamado así porque la tropa preparada para penetrar a través de la frontera francesa y ocupar Olot como primer objetivo, fué detenida por la policía francesa en la estación de Prats de Molló, y trasladados sus miembros a Paris.
La causa del fracaso fué una denuncia realizada por uno de los que formaban parte de la expedición, que estaba formada por catalanes y exiliados italianos. Uno de éstos, llamado Ricciotti Garibaldi, nieto del famoso guerrillero, resultó ser un agente de la policía fascista italiana y denunció la operación a la policía francesa.
Este es el momento en que los policias franceses les comunican que están detenidos. Sin embargo, como nunca hay mal que por bien no venga, poco tiempo después, ya proclamada la Segunda República, los catalanes que iban en aquella expedición se reunieron con el Presidente de la Generalidad en un banquete de hermandad, como puede verse en esta otra foto.
Más tarde, en octubre de 1932, tuvo lugar en Barcelona una presentación de los jóvenes de Estat Catalá, que desfilaron por delante del Presidente Maciá, uniformados con sus camisas verdes y pantalones, o faldas, negros, al estilo fascista muy de moda en aquella época. Sus Jefes eran Miquel Badía y Josep Dencás. Así comenzaba la formación de los “escamots” paramilitares que tendrian quen intervenir en octubre de 1936 pero esta vez con el PresidenteCompanys, porque Maciá habia fallecido el dia de Navidad de 1933.
En octubre de 1934 se demostró que la formación de aquellos mílites era más bien escasa, y la famosa sublevación de Companys en Barcelona duró solamente diez horas. Lo suficiente para ir deteniendo a los grupos de escamots que iban abandonando sus armas por la calle en cuanto empezaron a sonar los disparos de fusilería y los disparos de cañón, muchos de ellos sin espoleta para no hacer demasiado daño.
Realmente, aquello no resultó demasiado brillante

El Alimoche: El Exèrcit Catalá.

Deja un comentario